Plastic Surgery Houston | Cosmetic Surgeon & Dermatologist

Dr. Amjadi is one of Houston's top plastic surgeons.

Phone713-465-6198
915 Gessner, Suite 870
Houston, TX 77024

Liposucción

La liposucción, también llamada lipoescultura, lipectomía de succión, o “lipo”, es una cirugía estética que consiste en la extracción o eliminación permanente de la grasa subcutánea mediante cirugía estética. Esta cirugía se puede realizar en casi cualquier parte del cuerpo, pero es más común en el abdomen, los muslos, la barbilla, los brazos, y la espalda, que muchas veces pueden ser operadas durante la misma cirugía. El objetivo de esta cirugía estética es conseguir una figura más delgada y mejor proporcionada, creando así un cuerpo más hermoso.

Pero, ¿Cuáles son las razones para considerar una liposucción?

Contradictoriamente, los candidatos ideales para la cirugía son aquellos pacientes con buen estado de salud y buena condición física (con menos del 30% de exceso de peso) con áreas de grasa resistentes al ejercicio y la dieta (lipodistrofia); es importante que el paciente entienda que esta cirugía no es un reemplazo para el ejercicio adecuado y la dieta. De igual forma, con este procedimiento no se pueden eliminar estrías, celulitis u otras irregularidades en la superficie de la piel. Si el paciente no mantiene un estilo de vida saludable una vez que se realiza la cirugía las células de grasa que no fueron extraídas pueden aumentar nuevamente de tamaño y alterar los resultados.

Otra característica de los pacientes que se someten a esta cirugía es que deben tener un buen tono de piel, con buena elasticidad, y sin signos de flacidez de la misma o de los músculos. Del mismo modo deben ser pacientes sin antecedentes médicos de enfermedades crónicas, como hipertensión, enfermedades de la sangre, o enfermedades renales.

¿Cómo nació la liposucción?

Las raíces de la liposucción datan en 1926, cuando un médico Francés, el Dr. Dujarier, trató de eliminar tejido graso del cuerpo de una modelo; sin embargo, este procedimiento no tuvo buenos resultados ya que la paciente posteriormente tuvo gangrena de una de sus piernas. Más tarde en 1974 dos cirujanos, Dr. Arpad and Dr. Giorgio Fischer, inventaron un procedimiento de liposucción moderna. Esta cirugía se llevó a cabo por primera vez en 1982 por el cirujano Yves-Gerard Illouz, esta técnica incluyó el uso de líquidos para ayudar a eliminar el tejido graso a través de una cánula especial y succión al vacío, por lo que se llamó lipólisis asistida por succión; ésta técnica mostró mejores resultados y una menor tasa de morbilidad.

Sin embargo, fue en 1985 cuando Jeffrey Alan Klein and Patrick Lillis inventaron la técnica tumescente, que consiste en añadir un anestésico local y una mayor cantidad de líquido. Pero fue en el siglo pasado, cuando la ecografía se incluyó para ayudar a los cirujanos durante el procedimiento de liposucción para licuar la grasa a través de energía ultrasónica. Hoy en día los cirujanos están comenzando a utilizar tecnología láser de punta, pero su eficacia no ha sido demostrada.

En los últimos 20 años la liposucción se ha convertido en la cirugía más popular en EEUU y el Reino Unido, la mitad de los pacientes que se someten a ella tienen edades comprendidas entre 19 y 50 años, y la mayoría son mujeres. Más de 400.000 procedimientos se llevan a cabo en los EEUU cada año; el éxito de este procedimiento se debe al desarrollo de todas las técnicas médicas que permite eliminar más células de grasa al mismo tiempo evitando la pérdida de sangre excesiva y otras complicaciones. Esta cirugía no es sólo estética, la grasa obtenida también se puede utilizar como relleno natural por lo que algunas condiciones médicas pueden beneficiarse con la liposucción. Algunas de estas condiciones son:

- Lipomas: Crecimientos grasos subcutáneos benignos. Generalmente los pacientes los quieren eliminar porque lucen mal estéticamente hablando, o porque si presionan algún nervio pueden causar malestar.

- Ginecomastia: Es un trastorno endocrino común en el que hay un agrandamiento benigno del tejido mamario en los hombres.

- Síndrome de lipodistrofia: Es una condición en la que la grasa corporal está en condiciones anormales o degenerativas, en otros términos se acumula grasa en una parte del cuerpo y se pierde en otras.

La liposucción puede mejorar los contornos del cuerpo del paciente, ya que se traduce en una mejor distribución de la grasa corporal.

¿Qué debe hacer el paciente antes de someterse a una liposucción?

El paciente que quiere someterse a esta cirugía debe entender las ventajas y desventajas del procedimiento, hablar con su cirujano plástico para dejar claro cuáles son sus motivaciones, todo lo que implica el procedimiento, y sobre todo sus expectativas y los resultados posibles; se pedirá incluso que el paciente firme un formulario de consentimiento, donde confirma que conoce los posibles riesgos, entiende los métodos y acepta las posibles complicaciones.

El médico le dará al paciente una idea del posible resultado o lo que se puede lograr a través de la liposucción. Para ello tomará fotografías del cuerpo del paciente, en diferentes posiciones y con marcadores o programas de computación mostrará el nuevo contorno corporal, comparándolo con la fotografía original para que el paciente pueda notar el cambio. Estas imágenes también se comparan con unas que serán tomadas cuando el proceso de curación esté completo.

El paciente que va a someterse a este procedimiento necesita hacerse algunos exámenes de laboratorio, con el fin de verificar que su estado de salud es adecuado para someterse a una cirugía. Así mismo, se deben evitar todos los medicamentos que puedan alterar la coagulación como la aspirina o los AINES, al menos dos semanas antes de la cirugía. Si el paciente es mujer también es probable que deba dejar de tomar las píldoras anticonceptivas antes de la operación. Tres días antes de la cirugía los pacientes deben tomar duchas con jabón yodado o povidona.

¿Cuál es el procedimiento general?

El procedimiento se puede realizar bajo anestesia general (el paciente dormido) o anestesia local (sólo se adormece la zona y el paciente permanece despierto) si se realizará en áreas pequeñas.

Una cirugía de liposucción puede durar entre 1 y 4 horas, esto dependerá de la cantidad de grasa que será eliminada. El cirujano plástico puede marcar líneas sobre el cuerpo del paciente, éstas indicarán durante el procedimiento los lugares específicos donde la grasa debe ser removida.

Una cánula o “tubo estrecho”, o micro-cánula (una cánula con menos de 3mm en su interior) se introduce debajo de la piel a través de una pequeña incisión y se utiliza para aspirar el tejido graso; en este punto, el paciente puede sentir molestias mientras se elimina la grasa, esto se debe a los movimientos que hace el cirujano plástico bajo la piel lo cual es normal, sin embargo, si el paciente más que molestia siente dolor, debe informar al médico, para que el mismo ajuste la anestesia o regule sus movimientos. La textura de la piel después del procedimiento puede cambiar dependiendo del tamaño de la cánula. Las cánulas grandes tienden a crear más irregularidades que las pequeñas. Estas cánulas son conectadas a una máquina especial de vacío, la cual primero afloja y luego succiona la grasa para extraerla del cuerpo del paciente.

Hay muchas técnicas diferentes de liposucción:

- Liposucción tumescente: En esta técnica se utiliza solución salina, lidocaína (anestésico local) y epinefrina o adrenalina (vaso-constrictor) para ser bombeados bajo la piel en la zona que será tratada, esta combinación permite reducir al mínimo el riesgo de sangrados, moretones, o el desarrollo de edema post-operatorio. Sin embargo, el volumen de líquido utilizado durante el procedimiento debe ser mayor a la cantidad de grasa que será extraída. Este líquido ayuda a separar los músculos de la grasa y tener un mayor grado de movimiento, por lo que es más fácil para el cirujano maniobrar con la cánula.

- Liposucción mojada: En este caso, un menor volumen de líquido (similar al líquido utilizado en la técnica tumescente) es inyectado en el área a tratar, pero en este caso, la cantidad de líquido utilizado es menos a la cantidad de grasa que se va a extraer.

- Liposucción super-mojada: En este caso, el cirujano plástico inyecta el mismo volumen de líquido que la cantidad de grasa que se va a extraer.

- Liposucción seca: El cirujano plástico no utiliza líquido durante el procedimiento. Sin embargo, esta técnica aumenta el riesgo de sangrado y formación de hematomas, por lo que hoy en día es muy poco utilizado.

- Liposucción Asistida por Ultrasonido: En este caso, el cirujano plástico conecta la cánula a un sistema de ultrasonido. Esto ayuda a derretir la grasa cuando hace contacto con el sistema de ultrasonido, además que sus vibraciones permiten la licuefacción de la grasa, lo que facilita su succión y extracción. Esta técnica se recomienda cuando el paciente desea quitar la grasa de áreas fibrosas (como la espalda o pecho masculino), o en aquellos pacientes que se han sometido a liposucciones previas. Sin embargo, durante esta técnica, el cirujano hace incisiones más largas y tiene más riesgo de producir quemaduras internas o lesiones en la piel. Este procedimiento tiende a tomar más tiempo para llevarse a cabo ya que algunas veces debe ser combinado con otras técnicas como la liposucción tumescente, por lo que esta técnica también es más cara. Finalmente también se utiliza la técnica de liposucción asistida para extraer la grasa que ha sido licuada.

- Liposucción Asistida por Potencia: Este método es más técnico; en este caso el cirujano plástico utiliza una cánula mecánica con un sistema que le permite moverse por sí solo, por lo que el cirujano plástico no debe realizar ningún movimiento y es capaz de eliminar la grasa con mayor facilidad. Esta técnica es más cómoda para el médico, ya que no debe realizar tantos movimientos manuales, como en las otras técnicas, y aposta más precisión (especialmente en áreas pequeñas). Usualmente el paciente experimenta menos dolor e hinchazón después de esta técnica.

- Lipólisis asistida por láser: Cuando se utiliza este método el cirujano plástico inserta una micro-cánula a través de una pequeña incisión, lo que permite aplicar la energía láser sobre el tejido graso, que lo calienta y ayuda a derretirlo. También es necesario el uso de líquido (como en la técnica tumescente) y resulta menos invasiva ya que causa menos sangrado que la técnica tradicional.

La técnica a utilizar debe ser discutida con el cirujano pero decidida por el paciente en las consultas iniciales.

¿Cómo son los cuidados post-operatorios?

Por lo general, el paciente tiene una recuperación rápida; puede ir a su casa el mismo día en la mayoría de los casos (debe permanecer al menos tres horas en el centro donde se llevará a cabo la cirugía), sin embargo debe mantener reposo en cama mientras está en casa por al menos 48 horas y realizar movimientos limitados en ese tiempo. El nivel de actividad se debe ir aumentando de forma progresiva y llamar al médico ante cualquier situación de emergencia. La recuperación total depende de qué tan exitosa fue la cirugía, pero el cuidado post-operatorio es decisivo para reducir el tiempo de recuperación, el paciente no puede exponerse al sol al menos 3 semanas después de la cirugía, y podrá volver a trabajar a la semana, sólo si el trabajo no implica un esfuerzo físico importante.

Los tres primeros días o semanas el paciente no puede bañarse en duchas, solamente se puede asear con esponja. Debe utilizar además prendas de sujeción o bandas elásticas dependiendo de la zona donde se realizó la liposucción por varias semanas después de la cirugía, esto brinda apoyo a los tejidos manipulados. Algunos médicos recomiendan poner hilo sobre las vendas (no más de 10 minutos para evitar quemaduras por frío).

Para el dolor serán indicados medicamentos orales y antibióticos para prevenir infección inmediatamente después de la cirugía. Después de una semana los puntos de cirugía deben ser retirados, luego se indican masajes con emolientes para disminuir la sensación de entumecimiento por al menos 6 u 8 semanas. Los resultados finales comienzan a notarse a partir del décimo día, sin embargo, la mayoría de la inflamación desaparece completamente después de varios meses.

Aquellos pacientes que están comprometidos con un estilo de vida saludable y mantienen su peso, pueden mantener los resultados por mucho tiempo. Sin embargo, si el paciente gana peso después del procedimiento se puede notar una alteración en la distribución del tejido graso. Otros resultados importantes que se han documentado son los beneficios psicológicos; este tipo de cirugías también pueden aumentar la confianza en sí mismo, ya que el paciente sentirá una mayor satisfacción con su apariencia e imagen corporal. Cuando el paciente tienes los cuidados apropiados y sigue las recomendaciones del cirujano, ha expresado bien sus deseos y objetivos que tiene en mente, y el cirujano es calificado suele quedar muy satisfecho con los resultados.

Las complicaciones son raras y dependen principalmente de los cuidados post-operatorios, se pueden clasificar en:

- Cosméticas: Hematomas (especialmente en paciente que tienden a sangrar), inflamación (puede permanecer hasta 06 meses en algunos casos), irregularidades en el contorno del cuerpo (sobre todo si la piel es poco elástica, el proceso de curación se ha visto alterado, o el cirujano plástico ha eliminado más grasa de algunas áreas del cuerpo), y la formación de arrugas (cuando grandes volúmenes de grasa han sido extraídos o la piel tiene estrías previamente). Menos común en este grupo son la dermatitis de contacto (reacción alérgica al material) causados ​​por el uso de prendas de apoyo o bandas elásticas por semanas.

- Médico-quirúrgicas: Son muy raras si las medidas de asepsia y antisepsia y la preparación pre-operatoria fueron apropiadas, del mismo modo, pueden evitarse si el volumen de grasa extraído es limitado y el paciente se moviliza desde el principio. Pero pueden ocurrir infecciones de la piel (que pueden necesitar tratamiento quirúrgico, con la posibilidad posterior de desarrollar cicatrices), pinchazos de órganos internos (muy raro, pero ocurre cuando se inserta una cánula muy profundamente, sin embargo, de ocurrir esta complicación es muy peligrosa), problemas del corazón o renales (por la alteración de los niveles de líquido en el cuerpo) lo que conduce a un mayor tiempo de hospitalización no programada.

Liposucción Houston

Dr. Amjadi MD, DDS, FACS

Certificado por el American Board of Plastic Surgeons

915 Gessner Rd #870

Houston, TX 77024

713-465-6198